Productos de Laboratorio de Suelos

Equipo de Tamizado en Húmedo

zoom-in
zomm-out
reset

Agregar a Cotizador


Descripción: 

Equipo de Tamizado en Húmedo, Prueba de Yoder

Equipo Neumático para realización de prueba de estabilidad de agregados al agua, por método de Yoder.

33 Strokes por minuto (Variable para Experimentación e Investigación).

Capacidad para realización de 4 pruebas simultáneas.
Desplazamiento constante de 3 cm.

La estabilidad de los agregados de un suelo es la resistencia de la estructura del suelo contra las fuerzas destructivas mecánicas o físicas. La estructura del suelo es uno de los principales factores reguladores del crecimiento vegetal por su influencia en la penetración de las raíces, la temperatura del suelo y la difusión de gas, el transporte de agua y crecimiento de los plantones y por lo tanto es una característica importante del suelo para los agricultores. La estructura del suelo se define por la combinación o disposición de las partículas primarias del suelo en elementos compuestos, que están separados de los elementos estructurales adyacentes por superficies débiles. La textura del suelo, la estructura del suelo, y el tipo de mineral de arcilla, contenido de materia orgánica y el tipo, agentes consolidantes e historial de cultivos influyen en la estabilidad de los agregados. Entre las fuerzas destructivas mecánicos está la labranza del suelo, el impacto de maquinaria pesada, pisando de animales y las gotas de lluvia. Fuerzas físico-químicas son por ejemplo el estallido de agregados, aflojamiento, dilatación y contracción, la dispersión y floculación El estallido de los agregados es el proceso de ruptura de la estructura bajo la influencia de humectación de los agregados del suelo, debido a la hinchamiento de los minerales de la arcilla, la disolución de los agentes de cementación, una explosión de aire o reducción de la succión de agua de los poros.

El estallido de los agregados puede dar lugar a la formación de una costra superficial, lo que reduce la infiltración del agua y aumentando la pérdida de sedimentos transportándolos hacia abajo con las aguas superficiales de escorrentía.